Aumentarán las retenciones un 50% para los sectores agrícolas

SALTA (Redacción) – Las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) significaron el más duro revés de la ciudadanía a un Gobierno nacional, ocurrido en los últimos 20 años. Por lo cual, desde el poder oficialista se pusieron a trabajar en pos de mejorar el resultado en los comicios generales de octubre. En este sentido, dentro de las primeras medidas  implementar, figura el aumento de las retenciones a las exportaciones en un 50%, para las próximas 24/48 horas.

La política en cuestión busca servir como un financiamiento adicional, con el propósito de atenuar una economía en crisis, que tuvo lugar desde el principio hasta los últimos meses de gestión macrista. El último mensaje democrático lo dejó más que presente el pasado fin de semana, cuando el frente oficialista comandado por el Presidente Mauricio Macri recibió una paliza en las urnas. De esta manera, la alianza electoral unificada entre el peronismo y el kirchnerismo, Frente de Todos, obtuvo una diferencia de 15 puntos por encima del espacio político, Juntos por el Cambio.

Las horas posteriores a la derrota

Durante las horas posteriores a la caída en las urnas electorales, el Gobierno nacional y sus funcionarios avanzaron a contrarreloj con la intención de preparar medidas emergentes que ayuden al balance de la economía argentina. Como producto de estas maniobras, recientemente se tomó la decisión de aumentar las retenciones a las exportaciones en un 50%. La política en cuestión será comunicada ante los ciudadanos en las próximas horas y debutará en medio de un escandaloso escenario nacional. El propio presenta dos jornadas consecutivas de volatilidad del dólar, la caída de las acciones de empresas nacionales y la suba de tasas desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

En este sentido, las intensas reuniones de trabajo no tardaron en llegar y avanzaron desde primera hora del lunes (tras la abultada derrota). Incluso, el propio Presidente de la Nación tomó parte de ellas, para plantear sus puntos de vista en los próximos accionares de gobernabilidad. Esta iniciativa reflejó un claro contraste con la conferencia de prensa brindada tras los comicios preliminares, donde le echó la culpa a los ciudadanos que votaron a la oposición. En tanto, los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Producción y Trabajo, Dante Sica; y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, discutieron los detalles del paquete de medidas junto al Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En busca de revertir el panorama negativo

En el correr de los próximos meses, la idea central del Poder Ejecutivo está en seducir a la clase media argentina en vistas a las elecciones generales de octubre. Si bien el escenario es poco favorable y adverso para el oficialismo después del último domingo, el Presidente de la Nación está convencido en revertir la situación. La amplia brecha entre el Gobierno nacional y la oposición kirchnerista puso de manifiesto el malestar de aquellos sectores sociales que se vieron perjudicados principalmente por el costo del ajuste, especialmente con la constante inflación y la suba abismal de tarifas.

Las medidas económicas a implementar durante los próximos días buscarán alivianar el panorama negativo de los ciudadanos argentinos hacia los funcionarios de la Casa Rosada. Como objetivo principal, la suba de retenciones a las exportaciones espera poder financiar todas las políticas próximas a implementar a nivel nacional. Entre ellas, la suba del mínimo imponible del Impuesto a las Ganancias y anuncios sobre beneficios a las pymes. La encargada de anticipar el desarrollo de estas herramientas, había sido la diputada nacional Elisa Carrió, quien las propuso mediante su cuenta de la Twitter.

Finalmente, según la iniciativa del Presidente de la Nación y los otros funcionarios del Poder Ejecutivo, las retenciones subirían de $4 a $6 por cada dólar exportado para las ventas al exterior del país de soja, maíz y trigo. Esta política tendrá un efecto inmediato en función de la ventaja competitiva que presenta actualmente el sector agropecuario. Por lo cual, el oficialismo a nivel nacional espera que la suba de este impuesto le brinde recursos para cubrir el resto de los beneficios que diseña. Sin embargo, habrá que ver cómo recibe esta noticia el mismísimo sector agropecuario.