ARGENTINA

«El hombre mortero»: Fue extraditado pero se negó a declarar

SALTA (Redacción) – La detención se había confirmado el 30 de mayo pasado, cuando en un trabajo en conjunto con Uruguay fue capturado.  Sebastián Rodrigo Romero, militante del PSTU se hizo conocido tras las protesta en el Congreso de la Nación, contra la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri. El militante se volvió viral durante muchas semanas luego de que el reportero gráfico Nicolás Stulberg tomara la foto que dio vuelta el país.

Romero llegó a Ezeiza el jueves de esta semana e inmediatamente fue trasladado por la policía a la Superintendencia de Investigaciones Federales, ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano. Desde ese lugar fue que mantuvo una conexión vía zoom con el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien lo entrevistó a través de esa plataforma, dadas las condiciones del aislamiento social por la pandemia de coronavirus.

Prófugo desde hace dos años

«El hombre mortero» fue capturado el 30 de mayo, en un campo en la zona de la ciudad de Chuy en Uruguay, en el partido de Rocha. Tras una investigación del área de Interpol de la Policía uruguaya en colaboración con sus pares argentinos de la Policía Federal, luego de meses de rastrearlo en el área, tras una búsqueda inicial en Brasil. Romero, según fuentes, se entregó sin pelear. Se cree que habría recibido apoyo de estructuras locales.

TE PUEDE INTERESAR:   Argentina un paso adelante: a partir de agosto probarán una vacuna contra el Coronavirus

El militante, oriundo de Rosario, hoy de 35 años fue precandidato a diputado nacional por el PSTU. El Ministerio de Seguridad difundió imágenes generadas por computadora que mostraban cómo se vería, hipotéticamente, sin sus trenzas rasta. Los pedidos de eximición de prisión planteados por su defensa fueron rechazados en dos ocasiones. Con una negativa de la Sala I de Casación presidida por el juez Gustavo Hornos en marzo de 2018.

El expediente, radicado en el Juzgado Federal N°12, fue investigado por la fiscal Alejandra Mangano bajo la calificación de intimidación pública -una imputación que en los últimos meses se empleó para judicializar. A quienes crean y difunden noticias falsas en tiempos de pandemia- y resistencia a la autoridad. No hay registros de que el militante del Partido Socialista haya cruzado la frontera de forma legal, de acuerdo a datos de Migraciones.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar