LAS CALLES DE SALTA

Las Calles de Salta: Dr. Vicente López y Planes

SALTA (Ricardo Mena Martínez Castro) – El Dr. Alejandro Vicente López y Planes, pasó a la historia de nuestra patria, como el autor del   Himno Nacional, llamado en sus primeros momentos Canción Patriótica. Nació en la ciudad de Buenos Aires el día 3 de mayo de 1875 y fueron sus padres de Domingo Lorenzo López asturiano, y de María Catalina Planes y Espinosa nacida en Buenos Aires.

Cumplió diversas funciones importantes a lo largo de su vida ya que fue escritor, abogado y político y presidente provisional de las Provincias unidas del Río de la Plata entre el 7 de julio y el 18 de agosto de 1827. Pasó por la puerta grande de la historia como compositor del Himno Nacional Argentino. Se recibió de abogado en la universidad de Chuquisaca, donde se doctoró en jurisprudencia.

Sus primeros estudios los realizó en su ciudad natal, en los colegios de San Francisco y San Carlos para ulteriormente dedicarse a las actividades comerciales. El año 1806, es decir cuando se produce la primera invasión inglesa, lo encuentra sirviendo a los defensores de la patria como Capitán del Regimiento de Patricios. Continuó en sus filas los dos años subsiguientes, para la defensa de la ciudad. Su desempeño en tales funciones fue brillante. En el año 1808 compuso su primera obra poética, «El Triunfo Argentino”, evocando la victoria de nuestras armas sobre el invasor inglés. Colaboró en esa ocasión con Manuel Belgrano, en el «Correo de Comercio” Este trabajo mereció el elogio de los literatos de le época entre ellos Lavardén.

Estando en Chuquisaca participó de la insurrección de 1809, debido a lo cual debió fugarse. Estuvo en el cabildo abierto del 22 de mayo de 1810, siendo luego secretario de don Hipólito Vieytes, en el Ejército del Norte.
Ocupó diversos cargos públicos, ya que el año 1811 fue Secretario de Hacienda del Triunvirato, síndico procurador del Cabildo y luego diputado por Buenos Aires. La Asamblea le encomendó la tarea de componer un himno que identificara a las Provincias Unidas, pasando de esta manera por la puerta grande a la historia nacional. Durante la gestión de Pueyrredón en el sillón directorial, fue Secretario de Gobierno. 

TE PUEDE INTERESAR:   Las Calles de Salta y sus nombres: hoy, virrey Francisco de Toledo

Otro de los cargos además de diputado al Congreso, fue el de Prefecto de Estudios Preparatorios, en la flamante Universidad de Buenos Aires. En el año 1825-1826-fue electo diputado al Congreso Constituyente y en 1827, designado Presidente de la República luego de la caída de Rivadavia, pero sólo fue un mes y días pues no quería aceptar el cargo. Fue Ministro de Gobierno de Dorrego y en 1829; miembro del Senado Consultivo y bajo el gobierno de Rosas vocal de la Cámara de Justicia (1830) y Ministro de Relaciones Exteriores en 1832. También fue electo Presidente de la referida Cámara de Justicia. Asimismo, integró la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. Después de Caseros se desempeñó como Gobernador Provisorio en el año 1852.

López y Planes era un hombre de vastos conocimientos en disciplinas como filosofía, botánica, astronomía, etc. Muchos de sus trabajos fueron publicados en «La Abeja Asesina” y en Registro Estadístico de la Provincia de Buenos Aires”. Las primeras autoridades de la patria le enviaron como integrante del Ejército del Norte en la Primera Expedición Auxiliadora al Alto Perú en calidad de secretario auditor del jefe de la expedición coronel Francisco Ortíz de Ocampo.

En el campo político fue elegido Alcalde de la ciudad cuando los integrantes del cabildo fueron expulsados del mismo. Fue uno de los creadores del Primer Triunvirato además de síndico y secretario de hacienda y enemigo del partido de Cornelio Saavedra. Murió en su ciudad natal un 10 de octubre de 1856. Formo su familia con doña Luisa Riera y fue padre y abuelo de otros dos Vicente López, de destacada trayectoria en el país. 

 Himno Nacional Argentino

Como  miembro de la Asamblea del Año XIII,  a pedido de la Asamblea escribió la letra de una «marcha patriótica», que terminó siendo el Himno Nacional Argentino.

Se trató de una marcha guerrera, siendo la música obra del catalán Blas Parera  y aprobada por la misma Asamblea el 11 de mayo de 1813. Esta composición fue estrenada el día 7 de mayo en casa de Mariquita Sánchez de Thompson, habiendo desplazado a otra composición cuya autoría se debió  a Esteban de Luca. Las autoridades consideraron menos belicista a la de este autor.  

TE PUEDE INTERESAR:   Patografía de Domingo Faustino Sarmiento

Blas Parera

(Blas Parera Moret nació en Murcia en 1773 – y murió en Mataró, Barcelona, 1840). A los veinte años emigró a la Argentina, instalándose en Buenos Aires, impartiendo allí clases de violín, piano y laúd. Fue además organista de la iglesia de San Nicolás.  Poco después volvió a España y poco se sabe que fue de su vida.

Versiones del Himno Nacional Argentino

El 30 de marzo de 1900 se sancionó un decreto para que en las festividades oficiales o públicas, así como en los colegios o escuelas del Estado, sólo se cante la primera y la última cuarteta y el coro de la canción sancionada por la Asamblea General del 11 de mayo de 1813.

Marcha Patriótica

(Versión original)

Letra: Vicente López y Planes – Música: Blas Parera

Coro
Sean eternos los laureles 
que supimos conseguir: 
Coronados de gloria vivamos 
O juremos con gloria morir.

Oid ¡mortales! el grito sagrado: 
¡Libertad, libertad, libertad! 
Oid el ruido de rotas cadenas: 
Ved en trono a la noble Igualdad.

Se levanta a la faz de la tierra 
Una nueva y gloriosa Nación: 
Coronada su sien de laureles 
Y a su planta rendido un León.

Coro

De los nuevos campeones los rostros 
Marte mismo parece animar; 
La grandeza se anida en sus pechos, 
A su marcha todo hacen temblar.

Se conmueven del Inca las tumbas 
Y en sus huesos revive el ardor, 
Lo que ve renovando a sus hijos 
De la Patria el antiguo esplendor.

Coro

Pero sierras y muros se sienten 
Retumbar con horrible fragor: 
Todo el país se conturba con gritos 
de venganza, de guerra y furor.

En los fieros tiranos la envidia 
Escupió su pestífera hiel 
Su estandarte sangriento levantan 
Provocando a la lid más cruel.

Coro

¿No los veis sobre Méjico y Quito 
Arrojarse con saña tenaz? 
¿Y cual lloran bañados en sangre 
Potosí, Cochabamba y la Paz? 
¿No los veis sobre el triste Caracas 
Luto y llanto y muerte esparcir? 
¿No los veis devorando cual fieras 
todo pueblo que logran rendir?

Coro

A vosotros se atreve ¡Argentinos! 
El orgullo del vil invasor, 
Vuestros campos ya pisa contando 
Tantas glorias hollar vencedor.

TE PUEDE INTERESAR:   Calle 9 de Julio: día de la Independencia nacional

Mas los bravos que unidos juraron 
Su feliz libertad sostener.

A esos tigres sedientos de sangre 
Fuertes pechos sabrán oponer.

Coro

El valiente argentino a las armas 
Corre ardiendo con brío y valor, 
El clarín de la guerra cual trueno 
En los campos del Sud resonó; 
Buenos Aires se pone a la frente 
De los pueblos de la ínclita Unión, 
Y con brazos robustos desgarran 
Al ibérico altivo León.

Coro

San José, San Lorenzo, Suipacha, 
Ambas Piedras, Salta y Tucumán, 
La Colonia y las mismas murallas 
Del tirano en la Banda Oriental; 
Son letreros eternos que dicen: 
«Aquí el brazo argentino triunfó.» 
«Aquí el fiero opresor de la patria 
Su cerviz orgullosa dobló.»

Coro

La victoria al guerrero argentino 
Con sus alas brillantes cubrió, 
Y azorado a su vista el tirano 
Con infamia a la fuga se dio; 
Sus banderas, sus armas se rinden 
Por trofeos a la Libertad. 
Y sobre alas de gloria alza el pueblo 
Trono digno a su gran majestad.

Coro

Desde un polo hasta el otro resuena 
De la fama el sonoro clarín. 
Y de América el nombre enseñado, 
Les repite ¡mortales! Oíd: 
¡Ya su trono dignísimo abrieron 
las Provincias Unidas del Sud! 
Y los libres del mundo responden: 
¡Al Gran Pueblo Argentino, Salud!

Himno Nacional Argentino

(Versión que se canta actualmente)

Letra: Vicente López y Planes – Música: Blas Parera

Oid Mortales, el grito sagrado:

¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

¡Oid el ruido de rotas cadenas:

ved en trono a la noble Igualdad!

Ya su trono dignísimo abrieron

las Provincias Unidas del Sud,

y los libres del mundo responden

¡Al gran Pueblo Argentino salud!

Coro

Sean eternos los laureles

que supimos conseguir:

coronados de gloria vivamos

o juremos con gloria morir.

El músico Juan Pedro Esnaola

nació el 17 de agosto 1808 y

falleció el 8 de julio de 1878.

Su versión del Himno Nacional, de 1860,

fue aceptada oficialmente por el Poder Ejecutivo

el 25 de septiembre de 1928.

Facsímil del ejemplar adquirido

por la Caja Nacional de Ahorro Postal y

donado al Museo Histórico Nacional.

Con arreglos de Juan Pedro Esnaola. Año 1860.

Cuadro de Subercasseaux

(Museo Histórico Nacional).

El himno se cantó por primera vez

en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson

el 14 de mayo de 1813.


Botón volver arriba
Cerrar