MUNDO

Brasil: la justicia autorizó el traslado de Lula a una cárcel en Sao Paulo

SALTA (Redacción) – El líder y referente del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Lula Da Silva, actualmente transcurre su vida encarcelado por la causa Lava Jato. Por lo cual, cumple una condena de 8 años y 10 meses en prisión en el territorio carioca. Sin embargo, en la jornada del miércoles, la jueza federal, Carolina Lebbos tomó la decisión de que se cambie el lugar de estadía del exmandatario de izquierda. La solicitud había sido realizada por la máxima autoridad de la Superintendencia de la Policía Federal, Luciano Flores.

El comunicado de la Justicia Federal

De esta manera, el comunicado publicado oficialmente por el sistema de la Justicia Federal de Paraná señala: “Corresponderá a la autoridad policial adoptar las medidas apropiadas”. Durante estos días, Luiz Inácio Lula da Silva -de 73 años de edad- está recluido en una prisión en Curitiba. En tanto, según pudo informar los diferentes medios de prensa locales, el futuro traslado del expresidente tendrá lugar en dirección a la cárcel de Tremembé, ubicada en el estado de Sao Paulo.

En concordancia con la jueza Lebbos, el fundamento del pedido tiene como finalidad transferir a Lula hacia “un establecimiento efectivamente volcado a la ejecución penal, cerca de su medio social y familiar”. Asimismo, el superintendente del PF, Luciano Flores, dejó en claro que la estadía del exmandatario en la prisión en Curitiba “alteraba la rutina del lugar”, a causa de que los agentes de seguridad debían evitar “permanentemente” enfrentamientos. Los propios tenían lugar entre “grupos antagónicos”, que están a favor y en contra del encarcelamiento de Lula concentrados en las afueras de la cárcel.

Por otra parte, la autorización le posibilita a Lula estar cerca de su familia, debido a que la propia reside actualmente en Sao Paulo. Desde el 7 de abril de 2018, el líder del PT ha cumplido con su sentencia en la prisión federal en Curitiba, correspondiente al estado de Paraná. Cabe recordar, que el expresidente brasileño había sido condenado por lavado de dinero y corrupción pasiva; por recibir un departamento en la ciudad de Guarujá, a cambio de beneficiar con contratos a la empresa Petrobras.

La posición del PT

No obstante, miembros del Partido de los Trabajadores manifestaron que la solicitud del traslado no consideró los argumentos de la defensa del expresidente. En una nota publicada por el PT, que había sido firmada por militantes del espacio político como, Gleisi Hoffmann (actual presidenta de la organización partidaria), argumentan la “inocencia” de Lula. Y además, rechazan “la decisión de la jueza Carolina Lebbos”, debido a que “caracteriza otra ilegalidad y un gesto de persecución” contra el exgobernante.

En este sentido, la publicación realizada desde la red social Twitter por Hoffman señala: “Increíble la saga de persecución contra el presidente. Lula debería estar libre, porque es inocente y merece un juicio justo, e incluso en este proceso corrupto (su condena) fue reducida su sentencia. Por lo que debería tener un régimen semiabierto“. La propia tuvo lugar una vez que se hizo de público conocimiento la decisión de parte de la justicia brasileña, durante las primeras horas de la jornada de ayer.

Finalmente, uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin, indicó que es “fundamental que el Supremo Tribunal Federal (STF) brinde continuidad al ‘habeas corpus’ para revertir esa prisión injusta”. Por ende, la defensa del expresidente aún trabaja para revertir la condena que recibió el dirigente de izquierda. Otro de los requisitos de los legistas era que no hubiese un cambio judicial antes del pronunciamiento del STF sobre el pedido que tiene pendiente por analizar. Además, el exmandatario recibió otra pena de 12 años y 11 meses de cárcel, debido a otro delito de corrupción, el cual todavía no ha sido confirmado en segunda instancia.

Comenta con Facebook
Botón volver arriba
Cerrar