MUNDO

Alerta en el Vaticano: Asistente del Papa Francisco tiene coronavirus

El Vaticano confirmó en las últimas horas que un asistente del Papa Francisco tuvo que ser internado por haber contraído el coronavirus. Se trata de Gianluca Pezzoli, quien es el jefe de la sección italiana de la Secretaría de Estado. El prelado estaba viviendo la residencia de Santa Marta, donde vive el propio Sumo Pontífice, y fue diagnosticado con el virus COVID-19 que surgió en China en diciembre pasado. Cabe apuntar que el cura se encuentra en el hospital Columbus.

El coronavirus en la Santa Sede

En tanto, hay que recordar que Pezzoli no fue el único caso que se registró en la Ciudad del Vaticano. Como bien informó Salta4400, ya se habían reportado otros cuatro enfermos. El primer “infectado” se registró el 6 de marzo. Luego, Matteo Bruni, quien maneja la información de la Santa Sede, afirmó que se reportaron otras tres personas infectadas. Estos contagiados pertenecerían a los almacenes de la Oficina de tránsito de mercancías y a los Museos Vaticanos.

“Las personas habían sido puestas en confinamiento solitario antes de dar positivo y su aislamiento duró más de 14 días”, manifestó el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede. “Actualmente están siendo tratadas en hospitales italianos o en sus hogares”, continuó Bruni ante los medios de comunicación. Sin embargo, el temor por la salud del Papa Francisco crece ante estos nuevos pacientes. Se debe recalcar que Italia es una zona que se transformó en el epicentro del coronavirus a nivel mundial.

TE PUEDE INTERESAR:   Incendios en Australia: inician operativos de rescate para las personas refugiadas en las playas

Francisco rezó por la humanidad ante la pandemia

Por otra parte, en una audiencia general vía streaming, que se celebró este mediodía en la Biblioteca de la Ciudad del Vaticano, el Sumo Pontífice rezó el Padre Nuestro por la emergencia sanitaria mundial. Allí pidió a Dios: “Misericordia por la humanidad puesta a prueba por el coronavirus”. Asimismo, Jorge Bergoglio oró por: “Los enfermos y sus familias; por los trabajadores de la salud y quienes los ayudan; y por las autoridades, fuerzas del orden y voluntarios”.

La salud del Papa Francisco

Finalmente, como indicó El Intransigente, a comienzos de marzo el Sumo Pontífice se vio obligado a suspender varias actividades por un «leve resfrío». En un principio se temió por el posible contagio de coronavirus porque comenzaba a avanzar lentamente la pandemia por el país europeo. Sin embargo, Matteo Bruni confirmó, en ese momento, que solo se trataba de un “resfrío”. Aunque nunca se informó sobre si el Papa realmente había sido examinado para detectar el virus COVID-19.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar