Por las cámaras cayó un conductor asesino

SALTA (Redacción) – Después de diez días de permanecer en la clandestinidad a la espera de ganar la impunidad, la Justicia a partir de una herramienta como las cámaras de video vigilancia, finalmente pudo identificar y detener al responsable de un fatal accidente ocurrido el 17 de agosto pasado en la ciudad de Orán, hecho en el que la víctima resultó con grave lesiones y quedó internado.

A los días, según lo informado por fuentes judiciales, el motociclista, identificado como Juan Alberto Miguel, de 36 años, falleció debido a las lesiones que sufrió cuando fue embestido por una camioneta, accidente registrado en inmediaciones de las calles Lavalle y Alvear, de esa ciudad. Como consecuencia del impacto, la víctima resultó con fracturas múltiples de huesos en la zona del cráneo.

Estas lesiones, agregaron las fuentes, fueron las que provocaron finalmente el deceso del motociclista pese al esfuerzo de los médicos por salvarle la vida. La muerte de Miguel llevó a intensificar las investigaciones en busca de identificar al conductor de la camioneta que lo atropelló, sin saber hasta ese momento que el vehículo a buscar se trataba de una camioneta.

Es que al llegar al lugar del accidente, la policía no pudo obtener datos respecto al rodado que había embestido al motociclista, quien debido a las graves lesiones sufridas en la cabeza, obviamente, tampoco pudo aportar ningún detalle del choque del que fue víctima. Ante ello, la policía apeló a pesquisas en la zona, pero tampoco pudo obtener pistas.

Los investigadores, por lo tanto, hicieron un minucioso trabajo de análisis de cámaras de seguridad y pudieron identificar al vehículo que buscaba, el cual se trataba de una camioneta importada. A partir de este dato, clave para la investigación, la policía reorientó las pesquisas en busca de dar con el auto del fatal accidente.

En ese marco, los policías comenzaron a investigar en los distintos talles mecánicos de la ciudad, ante la sospecha de que el conductor buscaría ocultar los rastros del accidente del cual se dio a la fuga. Como consecuencia de ello, los investigadores pudieron identificar al empleado de un taller, quien había conducido el vehículo el día del hecho, según informaron fuentes judiciales.

Asimismo, se pudo corroborar que un fragmento de óptica que había quedado en la escena se correspondía con el faltante en el vehículo, razón por la cual la fiscal, Claudia Carreras, de la Fiscalía de Grave Atentados contra las Personas de Orán, solicitó su detención. La fiscal adelantó que el conductor será imputado por el delito de homicidio culposo agravado.