«Ha llegado el momento de que los salteños elijan a alguien que pelee por ellos»

SALTA (Redacción) – Metido de lleno en la campaña electoral, el Intendente Gustavo Sáenz exclamó que «ha llegado el momento de que de una vez por todas los salteños elijan a alguien que pelee por ellos«. A poco más de tres semanas semana de la realización de las Elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) a cargos provinciales, el precandidato a Gobernador expresó las sensaciones que les provocó la visita que llevó a cabo el último fin de semana a los municipios de Campo Quijano, Cerrillos y La Merced.

De cara a los comicios del próximo domingo 6 de octubre, Sáenz enfatizó en que los habitantes de la Provincia de Salta tienen la necesidad de votar por un postulante «que los represente, que cuide sus intereses, y que luche por lo que le corresponde a cada uno, independientemente de quiénes somos y de dónde venimos». En ese sentido, el líder el Frente Sáenz Gobernador aseguró que los ciudadanos del distrito no le harán caso a «esa grieta que a nivel nacional duele, que lastima, y que todos los días alguien la alimenta».

Al respecto, el Jefe Comunal ratificó que evitará caer en el juego de agresiones, debido a que «hace mucho tiempo vengo sufriendo campañas sucias, muy sucias, a través de redes sociales, y de medios nacionales y provinciales». Ante ello, afirmó que tiene «la conciencia tranquila de que estoy cumpliendo lo que comprometí con la gente».»Estoy contestando a los aquellos que me difaman con obras todos los días, porque eso es lo que espera la ciudadanía de nosotros», aludió el dirigente, quien agregó que las personas «se cansaron de escuchar palabras bonitas en los discursos».

Precisamente, Sáenz consideró que «la palabra empeñada tiene que ser tan importante», pero lamentó que «muchos no la cumplen». «Yo me comprometí con los salteños a ser precandidato a Gobernador, y aquí estoy peleando por eso», sentenció el funcionario, aunque advirtió que será «la gente» la que decida su destino en las urnas. Ante ello, manifestó que solamente espera recibir «la bendición de Dios y los salteños, de nadie más, porque yo me comprometí a para trabajar para ellos y para que salgamos adelante». «Para eso tenemos que estar todos juntos, mostrando desde aquí no alimentamos ninguna grieta«, comentó.

En declaraciones en su programa de FM 91.1, el postulante se preguntó: ¿De qué sirve discutir de ideologías cuando hoy día tenemos un país y una provincia que no logran ponerse de pie, o cuando no hay un plato de comida caliente para los chicos cuando llegan a sus casas?». A continuación, enumeró que actualmente existen muchos «padres que no tienen trabajo; la salud publica está devastada; y la educación, en vez de ser de calidad, va en bajada». «El día que tengamos esas necesidades satisfechas, que son todo lo que cada ser humano necesita para vivir dignamente, empecemos discutir ideologías. De nada sirve cuando la gente la está pasando mal», expresó.

Campaña provincial

Por otra parte, Sáenz expuso cuáles fueron las sensaciones que les dejó su visita a varias localidades salteñas durante el pasado fin de semana. «Estuvimos en Cerrillos, La Merced y Campo Quijano», refirió el Intendente, quien en primer lugar le agradeció a los vecinos de estas ciudades «por el cariño, el afecto y el respeto» que le brindaron a su comitiva. En tanto, formuló que «estamos viviendo momentos difíciles y angustiantes en Argentina, en los que hay desesperanza y desilusión; por eso creo que es fundamental llevarle a la gente la tranquilidad de que se pueden cambiar las cosas si las hacemos de otra manera».

A continuación, el precandidato repudió que «la clase política que muchas veces se junta para ganar una elección, pero no para solucionar los problemas de la gente». Ante ello, enfatizó que con el armado del Frente Sáenz Gobernador se ha logrado garantizar un espacio «grande, amplio, plural y con identidad salteña». «En vez de ponernos a discutir las cosas que nos dividen, hemos buscados puentes para trabajar por Salta», aseveró. Por último, Sáenz insistió en que «de una vez por todas debemos entender que los enemigos que golpean a la gente son la pobreza; el desempleo; la falta de oportunidades para los jóvenes; la falta de educación y de capacitación; y la falta de trabajo genuino y digno».