MUNDO

Estados Unidos registró más de 1300 muertes por coronavirus en un día

El coronavirus sigue causando estragos en el mundo y Estados Unidos es el país más afectado. En este sentido, tiene una tasa de mortalidad que preocupa a los expertos médicos por los planes del presidente Donald Trump de reactivar la economía en el corto plazo. Cabe apuntar que en las últimas horas 24 horas fueron 1.330 las muertes las reportadas y llegó al total de 54.841. Según las cifras de la Universidad Johns Hopkins, el estado de Nueva York reportó 367 fallecidos en la última jornada.

Casi un millón de infectados en Estados Unidos

En relación con la cifra, se trata del número más bajo en todo el mes de abril dentro del estado más afectado. Por eso, el gobernador Andrew Cuomo destacó la baja en las cifras de muertes y contagios. Además, anunció la reapertura de algunas zonas del centro y del norte, aquellas vinculadas a la manufactura y a la construcción. Mientras, los casos confirmados en todo el país se acercan al millón. El vicepresidente Mike Pence advirtió que el número continuará aumentando a medida que lo hacen los tests.

En tanto, el plan de análisis masivos forma parte de la fase primera del programa para reabrir el país norteamericano y durará al menos 14 días. Entre otras estadísticas, confirmaron la recuperación de unas 100.000 personas infectadas en Estados Unidos. La doctora Deborah Birx, y parte del equipo de expertos de la Casa Blanca, insistió que el virus igualmente continuará entre la población. Por ello, apuntaron que será necesario mantener el distanciamiento social por varios meses.

Tests cuestionados y la «esperanza» de reapertura

Por otra parte, como bien informa El Intransigente América, los expertos de laboratorios cuestionaron la seguridad de las pruebas de detección rápida. Las cuales son desarrolladas por Abbott Labs y promovidas por el mandatario Donald Trump. Según argumentaron, implican no solo el contacto con el potencial infectado al tomar la muestra de la mucosa nasal. Cabe mencionar que la coordinadora de la Fuerza de Intervención contra el coronavirus de la Casa Blanca, Deborah Birx, reconoció que el país necesitará “dar un paso adelante” en las pruebas de coronavirus.

Según expresó la funcionaria eso ayudará a obtener una imagen más precisa de la propagación del virus covid-19. La especialista se mostró esperanzada de poder reabrir el país en los próximos meses. Además, reveló que las proyecciones que realiza Estados Unidos dejaron de estar puestas en base a lo que sucede en otros lares del mundo. Y aclaró que se comenzó a enfocar en la información que recibe acerca de cada brote dentro del propio país.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar