ARGENTINA

Crisis en la educación: morosidad en las cuotas y regreso paulatino a las aulas

SALTA (Redacción) – La educación pública y privada atraviesa una difícil situación económica, mientras se acomoda todavía en la adopción de una metodología virtual, «a distancia». Mientras tanto, a nivel nacional miran con buenos ojos el regreso a clases presenciales bajo estrictas medidas de bioseguridad y prevención del Coronavirus.

En una entrevista al canal de noticias TN, el Ministro de Educación Nicolás Trotta habló sobre la situación de las instituciones educativas del país tras la aprobación del protocolo para el regreso a las clases presenciales en todo el país. «Es un piso para garantizar el cuidado de nuestra salud educativa», detalló. Al mismo tiempo, se conoció que en salta 2 de cada 10 chicos no tiene acceso a Internet lo que dificulta aún más el escenario.

En este sentido, dio un adelanto. «Estamos proyectando regresar en agosto en las provincias donde el nivel de circulación del virus es muy bajo», advirtió en diálogo con medios nacionales. «El protocolo tiene un eje en las medidas de seguridad e higiene y de distanciamiento social: en las aulas, en espacios comunes, en el escalonamiento del ingreso a la escuela, disociar la hora de ingreso del de la hora pico de ingreso al trabajo», enumeró.

La continuidad educativa por sobre todas las cosas

En este contexto, el funcionario se refirió a la delicada situación económica que también afecta al sector, dado que en gran parte de los colegios, se adeuda el pago de cuotas.»»La morosidad en educación privada está entre el 70% y hasta 80%», dijo. «Estamos en un momento de enorme excepcionalidad. La institución va a tener que acompañar, sin ningún tipo de sanción”, advirtió al respecto de estos balances.

TE PUEDE INTERESAR:   Coronavirus en Argentina: hay más de 4.400 muertos y 235.000 casos

“Nuestra prioridad es garantizar la continuidad educativa, nadie va a dejar de ir a la escuela por esta situación tan extrema económica que transitamos», sostuvo. Según consideró Trotta, parte del desafío será garantizar el cumplimiento del protocolo. «Implica capacitar a docentes no docentes, a las familias. Es una escuela diferente de la que se encontraron en marzo” agregó.

Una «nueva» escuela

En este novedoso contexto, los chicos se deberán lavar las manos cada 90 minutos, por ejemplo», señaló. «Tenemos que ser muy cuidadosos, por más de que la localidad no haya tenido ni casos sospechosos», agregó.
En cuanto a la convivencia en las aulas, el ministro aclaró que La separación siempre será de un metro y medio. Para armar grupos de estudiantes estos serán de cinco, seis, que no tengan contacto con los demás». El objetivo, en ese punto, es que en caso de reportarse casos sospechosos, no sea necesario aislara toda la escuela. «Lo mismo ocurrirá con los recreos, en los que la salida será escalonada por grados», detalló.

Además, Trotta aseveró que el cumplimiento de las medidas deberá ser estricto. «Cualquier establecimiento educativo que no garantice el cumplimiento no podrá recibir ni a nuestros docentes ni a nuestros estudiantes», cerró. Cabe recordar que el protocolo constituye un piso mínimo de requerimientos para la apertura de instituciones educativas. A partir de esta base, cada jurisdicción podrá agregar criterios adicionales y adecuarlos a su realidad local.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar