CELEBRITIES

Así fue cómo Jamie Lee Curtis honró a su difunto padre

Jamie Lee Curtis recuerdó a su difunto padre Tony Curtis en el noveno aniversario de su fallecimiento. La actriz fue hasta su cuenta de Instagram el para compartir un retrato de la fallecida estrella de Hollywood haciendo referencia a su película de 1957 «Sweet Smell of Success». «Ido pero nunca olvidado», escribió la actriz de 60 años. «‘El gato está en la bolsa y la bolsa en el río'». La cita se refiere al personaje que alguna vez interpretara, el agente de prensa Sidney Falco, en la película aclamada por la crítica.

El actor de «Some Like It Hot» falleció en su casa de Las Vegas en 2010 a los 85 años de un paro cardíaco. «Mi padre deja un legado de grandes actuaciones en grandes películas, y en sus pinturas y ensamblajes», dijo Curtis en un comunicado en el momento de su muerte. “Deja atrás a los niños y a sus familias que lo amaban y respetaban, a él y a su esposa, y también a sus suegros quienes se dedicaron a él. También deja a los fanáticos en todo el mundo», agregó la actriz de Hollywood.

Una desafortunada historia

La primera esposa de Tony fue la actriz Janet Leigh de la famosa película «Psico», y Curtis es su hija. Tony y Leigh estuvieron casados desde 1951 hasta 1962. En octubre de 2018, Curtis habló con la revista People sobre su adicción secreta a los opioides, algo que escondió durante 10 años después de que comenzara a consumirlos a fines de los años 80. La adicción desafortunadamente corrió en la familia Curtis. El medio compartió que Tony abusó de la cocaína, el alcohol y la heroína, y el medio hermano de Jaime Lee, Nicholas Curtis, murió de una sobredosis de heroína en 1994.

TE PUEDE INTERESAR:   Bella Thorne luego de su nuevo rol como directora: "Me gusta la pasión"
View this post on Instagram

Gone but never forgotten. This day. “The cat’s in the bag and the bag’s in the river.”

A post shared by Jamie Lee Curtis (@curtisleejamie) on

La actriz asistió a su primera reunión de recuperación en febrero de 1999. Fue el mismo día en que le contó a su esposo de 33 años, el actor y director Christopher Guest, sobre su batalla privada. «Estoy rompiendo el ciclo que básicamente ha destruido las vidas de generaciones en mi familia», dijo Curtis a la revista People. “Ser sobrio sigue siendo mi mayor logro… más grande que mi esposo, más grande que mis dos hijos y más grande que cualquier trabajo, éxito o fracaso. Cualquier cosa».

Veinte años de sobriedad

El medio también reveló que Curtis ha estado sobria durante casi 20 años, y continuó asistiendo a reuniones donde ofreció apoyo a otras personas que aún luchan contra la adicción. Después de que la fama de Tony comenzara a desvanecerse a finales de los años 60, el actor comenzó a asumir papeles menores. Luchando por encontrar trabajo, cayó en la adicción a las drogas y al alcohol.

«De los 22 años a 37 años, tuve suerte», dijo Tony a la revista Interview en la década de 1980, «pero a mediados de los años 60, no estaba obteniendo el tipo de papeles que quería, y eso me agrió… Pero tuve que pasar por la inundación de drogas antes de poder enfrentarlo y darme cuenta de que no tenía nada que ver conmigo, que la gente no me estaba molestando». El actor se recuperó a principios de los años 80 después de un tratamiento de 30 días en el Centro Betty Ford en Rancho Mirage.

Un largo testimonio

«El mío fue un caso de libro de texto», dijo en una entrevista de 1985. «Mi vida se había vuelto ingobernable debido a la bebida y las drogas. El trabajo se convirtió en una tensión y una lucha. Como no quería enfrentar el desafío, simplemente no estaba disponible». Tony se enorgulleció paternalmente del éxito de su hija Jamie Leigh. Estuvieron separados durante un largo período y luego se reconciliaron. «Ahora lo entiendo mejor», dijo anteriormente, «tal vez no como padre sino como hombre».

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar