Taylor Swift y su drama con su presentación en los American Music Awards

¡Mirá!
<a href="https://salta4400.com/celebrities/2019/11/19/taylor-swift-y-su-drama-con-su-presentacion-en-los-american-music-awards/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-19T12:17:01-03:00">noviembre 19, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-19T12:17:02-03:00">noviembre 19, 2019</time></a>

Los American Music Awards es uno de los eventos más importantes de la música de habla inglesa. Hace unos días Big Machine Records informó que habría llegado a un acuerdo con Dick Clark Productions, encargada de la producción televisiva de los premios, en cuanto a la presentación de Taylor Swift, pero un representante de esta negó tal afirmación.

“En ningún momento Dick Dick Clark Productions aceptó, creó, autorizó o distribuyó una declaración en asociación con Big Machine Label Group con respecto a la actuación de Taylor Swift en los American Music Awards 2019. Cualquier acuerdo final sobre este asunto debe hacerse directamente con el equipo directivo de Taylor Swift. No tenemos más comentarios”, dijo una fuente al medio Variety.

En el comunicado de Big Machine Records se aseguró que no habría problemas con la presentación de los artistas sobre los que tienen derechos. “The Big Machine Label Group y Dick Clark Productions anuncian que han llegado a un acuerdo de licencia que aprueba las actuaciones de sus artistas para transmitir el show y retransmitirlo en plataformas mutuamente aprobadas. Esto incluye las próximas actuaciones de los American Music Awards”, decía el texto.

“Cabe señalar que los artistas de grabación no necesitan la aprobación de la etiqueta para presentaciones en vivo en televisión o cualquier otro medio en vivo. La aprobación del sello discográfico solo es necesaria para las grabaciones audiovisuales de los artistas contratados y para determinar cómo se distribuyen esas obras”, añadió el comunicado.

Recordemos que la batalla entre Taylor Swift y Big Machine comenzó el 30 de junio, cuando Scott Borchetta (fundador del sello discográfico) y Scooter Braun (representante de varias estrellas) anunciaron haber comprado los derechos de los primeros seis álbumes de la cantante por una suma de casi 300 millones de dólares.