Fotos: Departamento de Música de Cámara de Salta

“Todo Jazz”: una novedosa consigna del ciclo “Todos al Escenario”

Fotos: Departamento de Música de Cámara de Salta

El próximo martes 12 tendrá lugar una función del ciclo a cargo del Departamento de Música de Cámara.
<a href="https://salta4400.com/cultura/2019/11/11/todo-jazz-una-novedosa-consigna-del-ciclo-todos-al-escenario/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-11T17:28:01-03:00">noviembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-12T17:30:27-03:00">noviembre 12, 2019</time></a>

SALTA (Redacción) – Los salteños palpitan el cierre del año, y lo hacen de la mano del arte y la cultura, con citas de los diferentes cuerpos artísticos estables con los que cuenta la provincia. En esta oportunidad, el Departamento de Música de Cámara sorprende a su público con una exquisita propuesta marcada por el ritmo del jazz. El concierto “Todo Jazz”,  será el martes 12 de noviembre a las 21 horas, en la Sala Mayor del Teatro Provincial de Salta con entrada libre y gratuita.

El Departamento de Música de Cámara dirigido por María Fernanda Bruno, nos invita a disfrutar de una velada diferente si consideramos sus conciertos previos que tenían a la música clásica como protagonista.  El jazz será “el” género musical de la noche, con un repertorio que nos garantizará un repaso por sus clásicos y grandes referentes.  El repertorio incluirá First Concierto de Lou Harrison, Sea Breeze de Murray Houllif y finalmente, Picnic Suite de Claude Bolling.

El encuentro contará con la presencia de músicos de la Orquesta Sinfónica de Salta, como Cecilia Borzone  en flauta, Martin Misa en batería y Gonzalo Alvarez Castelo en contrabajo. Como músico invitado participará Aníbal Borzone en vibráfono y el piano estará a cargo de María Fernanda Bruno, permitiendo que el público pueda encontrarse con la música y compartir el escenario con sus protagonistas.

El jazz, un género que invita al encuentro de las diferencias

“Quizás, en el campo de la música, los valses de Johann Strauss representen el más claro ejemplo de confluencia de eso que desde la sociología se dio a llamar lo «culto» y lo «popular»: una música la de Strauss que convence tanto a eruditos como a un público no especializado. A lo largo del siglo pasado este tipo de fenómenos se multiplicó: músicos con fuerte raigambre popular accediendo a educación musical «científica» y aplicando todo ese saber técnico sobre aquella riqueza cultural auténtica, profunda”, introduce Pablo Herrera, especialista del género.

Analizando el contexto que da origen al jazz y su esencia, Pablo nos pone frente a algunos ejemplos que pueden graficar este concepto que mixtura lo popular y lo culto. “Se dio en el folclore afroamericano, con músicos primero iletrados y luego con la posibilidad de hacer propia la música escrita; se dio en el urbano folclore del Río de la Plata, y se dio en muchos otros espacios culturales del mundo”, ejemplifica.

Fue así que el jazz se esparció a lo largo y ancho, ganando terreno y conquistando oídos. Según Pablo, desde que este mismo mundo se pobló de festivales de jazz, ya no le podemos seguir diciendo «jazz» solamente al folclore afroamericano. Precisamente su expansión por el planeta, con una musicalidad propia de cada destino, da cuenta de su gran diversidad.

“Jazz es otra cosa, jazz es ese lugar de encuentro entre el barrio – ¿acaso hay otro lugar donde hayamos aprendido más que en el barrio? – y la universidad. En el barrio nos embarramos, en la universidad fuimos limpitos; en el barrio corrimos todos tras la pelota, en la universidad nos enteramos de la palabra «estrategia»; en el barrio nos agarramos a piñas, en la universidad hicimos «coaching ontológico»; en el barrio aprendimos a bailar, y en la universidad a dejar de hacerlo”, reflexiona.

El jazz es la alquimia impensada; es la fusión necesaria; en el jazz ocurre lo imposible. “En el jazz conviven sin conflicto Harvard y el barrio. Esto es hoy el jazz”, concluye  el especialista. De allí que esta cita, resulte atrapante y necesaria, para comprender a través de la propuesta sonora las múltiples dimensiones que interpelan al género y que lo hacen un favorito de la agenda.