Rugby Championship en Salta: Los Pumas perdieron con Sudáfrica 46 a 13

Los Pumas en Salta - Fuente: Salta 4400

Argentina comenzó bien, pero Los Springboks se recuperaron y salieron campeones
<a href="https://salta4400.com/deportes/2019/08/10/rugby-championship-en-salta-los-pumas-perdieron-con-sudafrica-46-a-13/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-08-10T19:27:28-03:00">agosto 10, 2019</time></a>

SALTA (Redacción) – El Rugby Champioship es considerado uno de los torneos de selecciones más importantes en el mundo, aunque solamente engloba a cuatro equipos del hemisferio sur: Argentina, Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. En Salta, se jugó la tercera y última fecha del campeonato de este año y Los Pumas se midieron con Los Springboks. En este contexto, los sudafricanos fueron muy superiores y los argentinos perdieron por 46 a 13. Argentina tuvo un buen comienzo, pero no pudo sostener el ritmo y lo pagó caro.

Un inicio prometedor

Los Pumas tuvieron un gran comienzo de partido en el estadio Padre Ernesto Martearena, donde, impulsado por la gran presencia de público, el equipo de Mario Ledesma intentó dominar las acciones. Al finalizar los primeros diez minutos del primero tiempo, Argentina estaba arriba por siete, luego del primer try que se consumó cuando transcurrían los primeros dos minutos del compromiso. Igualmente esta ventaja fue solamente transitoria, teniendo en cuenta que Sudáfrica fue equilibrando las acciones con el paso de los minutos.

Los Springboks, un merecido campeón

El partido se planteó ofensivo desde ambas selecciones, aunque en esa pelea, los argentinos se vieron disminuidos y hubo pocas cosas para destacar de Los Pumas, quienes parecen tener la atención puesta en el Mundial de Japón, que comenzará el 20 de septiembre y se extenderá hasta el 2 de noviembre. Argentina tuvo enfrente a un equipo que se mostró imbatible, pese al buen comienzo del equipo albiceleste, quien sorprendió con el primer try de la tarde, pero luego de esa anotación, Los Springboks se despertaron y pudieron dar vuelta el encuentro.

La reacción de Los Springboks fue avasalladora, teniendo en cuenta que no le dio a Los Pumas ninguna posibilidad de llegar a su campo. Las estadísticas son contundentes, porque Argentina solamente pudo anotar un try en todo el compromiso, mientras que Sudáfrica lo hizo en cinco oportunidades. Además, la jerarquía de sudafricanos quedó en evidencia en cada scrum, donde se notaba que Los Springboks eran un equipo más entero. Argentina tuvo un momento de lucidez, a los 17, cuando se puso 10 a 8, pero luego los visitantes volvieron a arremeter.

Posteriormente, con el encuentro 14 a 10 a favor de los visitantes, Argentina encontró con un penal del tucumano Sánchez acortar la diferencia en el marcador a un solo punto, pero hasta ahí llegó el equipo de Mario Ledesma. Pollard fue uno de los destacados en el primer tiempo del equipo sudafricano, porque consiguió, con cuatro patadas, darles el empujón a Los Springboks para seguir engrosando la ventaja sobre los locales. La entereza física de Sudáfrica también fue de los puntos más importantes que tuvo el visitante y lo demostró jugada tras jugada.

El combinado albiceleste tuvo un segundo tiempo para el olvido, teniendo en cuenta que se fue al descanso perdiendo 24 a 13 y en el complemento no pudieron marcar más puntos. Rápidamente, Pollard puso las acciones 27 a 13 con una patada y el seleccionado nacional de rugby perdió la brújula por completo. El resultado fue 46 a 13 y deja en evidencia que Argentina atraviesa por una delicada situación, ya que hace ocho partidos que no puede ganar en el Rugby Championship.

Suáfrica campeón, tras diez años

En el 2009, Los Springboks se consagraron campeones del torneo que era conocido como Tres Naciones y que posteriormente pasó llamarse Rugby Championship desde 2012 e incluyeron en el mismo a Los Pumas. Sudáfrica encontró en Salta un nuevo título, pero también logró sacarse una espina que tenía clavada, porque en 2016 perdió en el estadio Padre Ernesto Martearena ante Argentina. En aquel momento, el combinado argentino era dirigido por Daniel Hourcade y pudo derrotar a los sudafricanos por solamente dos puntos: 26 a 24.