MUNDO

Se complicó la salud de Bolsonaro

SALTA (Redacción) – En el transcurso del pasado fin de semana, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue intervenido quirúrgicamente por presentar una hernia abdominal, creada después de ser operado en tres ocasiones y como producto de haber sido apuñalado en septiembre del año pasado. Si bien el procedimiento médico había sido calificado de manera “exitosa“, una vez transcurridas las primeras horas posteriores y según informaron sus médicos, debió suspenderse la alimentación vía oral.

El político brasileño de ultraderecha, Bolsonaro, comenzó a ser alimentado tras la intervención quirúrgica en la jornada de este miércoles. Lo hizo por medio de una sonda nasogástrica y ante la supervisión del cuerpo médico que lo trató. Por tal motivo, hasta el momento no se sabe cuando el mandatario sudamericano podrá comer de manera “normal”. Al respecto, sus enfermeros indicaron en el informe oficial, que el presidente experimentó un “movimiento intestinal lento y una distención abdominal“.

Las dificultades post-operatorias

Debido al reciente inconveniente que tuvo como protagonista a Bolsonaro, debió ser “sometido a un pasaje de sonda nasogástrica y la posterior introducción de alimentación parenteral (intravenosa)”. Estas relevaciones fueron reflejadas en el reporte, llevado adelante tras la operación. En tanto, se espera que el alta médica ocurra el próximo 17 de septiembre, aunque por esto tendrá que quedarse hasta que sus doctores le autoricen la salida y el retorno a poder comer por la boca.

TE PUEDE INTERESAR:   España también confirma la presencia de prófugos de la ETA en Venezuela

Además, en el reporte médico, el cirujano Antonio Luiz Macedo indicó las siguientes percepciones: “El procedimiento fue exitoso. El paciente hará su recuperación en el cuarto y presenta cuadro clínico estable”. El documento en cuestión fue presentado con la firma del responsable y encargado del procedimiento, luego de la operación que recibió Bolsonaro. “Desde un punto de vista clínico y general, está muy bien. No hay signos de cansancio”, agregó bajo la misma sintonía, Macedo.

Bolsonaro fue operado el 8 de septiembre en el hospital Vila Nova Star de Sao Paulo. El procedimiento duró más de cinco horas: comenzó a las 07:35 hora local y terminó a las 12:40. El mandatario brasileño había enviado un mensaje el lunes a sus seguidores vía Twitter, donde sostuvo que estaba listo para volver al trabajo. Durante el mismo día, publicó un video en el que se lo veía por los pasillos del hospital. En tanto, el portavoz presidencial y el general Otávio Rego Barros, junto al equipo de cirujanos, confirmaron el alta médica para el próximo martes.

El ataque sufrido por Bolsonaro

Vale la pena mencionar que en relación con el ataque del año pasado, el mandatario brasileño había sido asaltado por Adelio Bispo de Oliveira, un hombre de 40 años que se declaró culpable del hecho. El agresor en cuestión fue detenido al día siguiente por la Policía Militar de Minas Gerais, provincia donde ocurrió el incidente. En el reporte de las autoridades, citado por TV Globo, el hombre aseguró que la fatalidad provocada contra el ahora presidente (en su momento candidato) fue “por orden de Dios“.

TE PUEDE INTERESAR:   “Sin la intervención de Alberto Fernández, Evo estaba muerto o secuestrado”, aseguró García Linera

Actualmente Oliveira está recluido en la unidad psiquiátrica perteneciente a una cárcel de máxima seguridad. Además, fue diagnosticado con trastorno delirante (un tipo de psicosis), por lo que no pudo ser condenado por la justicia. El atacante en cuestión había militado para el partido de izquierda PSOL. Tras la agresión, Bolsonaro no pudo presentarse a los debates electorales, por lo que terminó su campaña mediante las redes sociales. Pese a este episodio, el político de ultraderecha alcanzó la victoria frente al candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, en octubre de 2018.

Botón volver arriba
Cerrar