MUNDO

Insólito: Bolsonaro describió al coronavirus como una «gripecita»

El presidente de BrasilJair Bolsonaro, le restó importancia y volvió a subestimar al coronavirus ya que en esta ocasión lo describió como una «gripecita». De esta manera se expresó a contramano del discurso y los consejos que brindan los expertos y autoridades sanitarias de todo el mundo. Además, el primer mandatario del país vecino solicitó «volver a la normalidad» a través de un video grabado. Este lo transmitió este martes por los medios estatales y mientras hablaba, en varios estados fue repudiado con cacerolazos.

«La culpa es de los medios»

Sobre la emergencia sanitaria y la crisis que provoca el virus COVID-19, el mandatario brasileño culpó y acusó a los medios de comunicación del país generar una sensación de «temor» e «histeria». Se debe a que informan y muestran la gravedad del escenario que ocurre en Italia, España y Estados Unidos, los países más afectados. Luego, el polémico dirigente expresó una insólita frase al decir que si él se infecta, como es un atleta, no sufrirá más que un «pequeño resfriado».

«El virus ha llegado, nos enfrentamos y pasará pronto. Nuestras vidas deben continuar. Se deben mantener los empleos. Se debe preservar el sustento de las familias. Debemos volver a la normalidad. Algunas autoridades estatales y municipales deben abandonar la prohibición del transporte, el cierre de tiendas y el confinamiento masivo», solicitó anoche el presidente Bolsonaro. «Lo que está sucediendo en el mundo ha demostrado que el grupo de riesgo es el de las personas mayores de 60 años, ¿por qué cerrar las escuelas?», apuntó.

TE PUEDE INTERESAR:   “Ecocidio”, un drama que nadie quiere ver en el Amazonas de Brasil

Un discurso con datos sin pruebas

Luego, el titular del Poder Ejecutivo de Brasil también señaló: «Son raros los casos fatales de personas sanas menores de 40 años». En este punto agregó: «El 90% de nosotros no tendremos ninguna manifestación si se contamina. Debemos estar extremadamente preocupados por no transmitir el virus a otros, especialmente a nuestros queridos padres y abuelos, respetando las pautas del Ministerio de Salud». Sin embargo, estas afirmaciones no fueron corroboradas con datos oficiales.

Cabe apuntar que el pueblo brasileño teme convertirse en la Italia de América Latina, ya que hoy es el país de la región con más infectados y muertes por el virus COVID-19. Para Bolsonaro, su país se diferencia del europeo por su «gran población anciana y por su clima frío». Todas estas palabras fueron repudiadas por una gran parte de la sociedad e incluso hicieron que vuelvan a sonar los cacerolazos. Estos se hicieron sentir fuerte en Brasilia, Río de Janeiro, Porto Alegre, Recife, Belo Horizonte, Salvador de Bahía y San Pablo, según informaron los medios locales.

Además, este es el octavo día de protestas contra el presidente en Brasil. Porque ya había salido a criticar las medidas de aislamiento social adoptadas por los gobernadores de San Pablo y de Río de Janeiro. En tanto, hasta hoy, 25 de marzo, el país vecino ya suman 2201 los casos de infectados, 46 muertos y 2 recuperados, según cifras difundidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se encuentra en el puesto 16 de países con mayor cantidad de infectados a nivel global y es el primero en América Latina.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar