MUNDO

Papa Francisco y una bendición histórica por el coronavirus

El Papa Francisco ofició este viernes 27 de marzo una misa histórica en el Vaticano para realizar una bendición al pueblo italiano y al mundo entero ante los duros efectos de la pandemia del coronavirus. La oración del Sumo Pontífice fue transmitida en vivo a través de sus redes sociales. La llevó a cabo ante una Plaza de San Pedro totalmente vacía. Respetando las medidas de confinamientos dictadas por el gobierno de Italia, se dirigió a los fieles de todo el planeta.

La bendición al mundo por la pandemia

“Dios omnipotente y misericordioso, mira nuestra dolorosa condición: conforta a tus hijos y abre nuestros corazones a la esperanza, para que sintamos en medio de nosotros tu presencia de Padre”, expresó Francisco. Asimismo, el Papa se refirió a la expansión del coronavirus a escala internacional: “Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas”.

A la par, el representante el líder de la Iglesia Católica instó mediante su cuenta en Twitter a pedir: “Al Señor la gracia de luchar contra el espíritu maligno, de discutir cuando tengamos que discutir; pero frente al espíritu de obstinación, tener el valor de callar”. Luego pidió a todos continuar orando por la pronta recuperación del mundo ante la pandemia. Sobretodo: “Por las personas que se preocupan por los demás -por las familias que no tienen bastante para comer, los ancianos, los enfermos hospitalizados- y rezan e intentan hacerles llegar ayuda”.

TE PUEDE INTERESAR:   Estados Unidos registró más de 1300 muertes por coronavirus en un día

Llamado de Fe durante la cuarentena

“Nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que a los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente”, apuntó el Papa Francisco desde la Plaza de San Pedro que hace varias jornadas se encuentra vacía por el aislamiento social en Italia.

Asimismo, Jorge Bergoglio se refirió a las cuarentenas obligatorias  vigentes en gran parte del mundo. Allí, sobre esta medida preventiva señaló: “En medio del aislamiento donde estamos sufriendo la falta de los afectos y de los encuentros, experimentando la carencia de tantas cosas, escuchemos una vez más el anuncio que nos salva: ha resucitado y vive a nuestro lado”.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar