Clausuraron una fiesta clandestina

SALTA (Redacción) – En la previa del comienzo de la restricción de la venta de bebidas alcohólicas por las elecciones 2019, un grupo de efectivos clausuró una fiesta clandestina en la localidad de Apolinario Saravia. Al ingresar al establecimiento donde esta actividad se estaba llevando a cabo, los oficiales comprobaron que los propietarios del lugar no contaban con permisos para desarrollar esta clase de celebraciones. Además, hallaron a decenas de menores de edad en el recinto.

De acuerdo con la información que suministraron las autoridades locales de la Policía de la Provincia de Salta, este episodio tuvo lugar en la madrugada del sábado. En ese momento, los agentes de la Subcomisaría El Dorado estaban desarrollando una serie de patrullajes y controles preventivos en distintos puntos de la ciudad, a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y, también, con el objetivo de evitar cualquier clase de problemática en las calles y, al mismo tiempo, en los accesos.

En ese contexto, uno de los móviles policiales descubrió que se estaba llevando a cabo una celebración con alta concurrencia de personas en un inmueble ubicado en la intersección de la avenida 9 de Julio y la calle Alberdi. Ante ello, los uniformados informaron a sus superiores acerca de esta situación y, además, reclamaron la presencia de refuerzos en el sector. Posteriormente, descendieron del vehículo y, de inmediato, comenzaron a buscar a los responsables del establecimiento.

Ante el requerimiento de los efectivos, la encargada de este espacio confesó que no contaba con la habilitación municipal correspondiente para efectuar esta clase de fiestas. En ese marco, los policías contabilizaron que había alrededor de 40 personas en el recinto, entre las que había un grupo de menores de edad. De esta manera, procedieron al secuestro de numerosos envases de bebidas alcohólicas y, por otra parte, trasladaron a los adolescentes hacia la subcomisaría para que sus padres concurrieran a buscarlos.

Tres detenidos por robo

Tres hombres fueron arrestados por haber estado presuntamente implicados en un violento robo a un productor agrícola en la localidad de Colonia Santa Rosa. Si bien todavía se encuentran prófugos dos de los miembros de esta banda, los efectivos lograron recuperar el cargamento de pimientos que habían sustraído de la finca de la víctima a punta de machetes y armas blancas. Se estima que el valor de las más de treinta jaulas de ajíes rondaría actualmente los 50 mil pesos.

Fuente: Policía de la Provincia de Salta

Concretamente, el ilícito había ocurrido el pasado miércoles por la tarde. Según el testimonio del propietario, los cinco ladrones arribaron aproximadamente a las 16.30 a la finca localizada en la calle 20 de febrero. Rápidamente, los delincuentes le reclamaron la entrega de las 34 jaulas de pimiento, que ya había sido dispuestas para ser comercializadas. Además, cada uno de los malvivientes desenvainó su correspondiente arma, entre las que había varios machetes, para intentar amedrentar a la víctima.

Después de que el robo fue concretado, el agricultor se comunicó con la policía e, inmediatamente, varios patrulleros se dirigieron hacia ese sector para intentar dar con el paradero de esta banda. Esta búsqueda se prolongó hasta el día siguiente, cuando los agentes de la Comisaría 23 lograron identificar el inmueble donde presuntamente se escondía la banda. En esa vivienda no solo concretaron la detención de un hombre de 63 años y dos  sujetos 19 años, sino que también encontraron el cargamento que había sido robado y, también, las armas que había denunciado la víctima.