Le robaron árboles Bonsái de 36 años de antigüedad

SALTA (Redacción) – El robo, según lo informado por fuentes policiales, lo denunció un preceptor de escuela, quien tiene como pasatiempo el cultivo y cuidado de esta clase de árboles miniatura, conocido como “Bonsái”, labor que demanda una compleja técnica oriental, además de mucho tiempo de inversión y también otro tanto de dinero, pues no se trata de un hobby gasolero.

Respecto al robo, fuentes policiales informaron que el hecho fue denunciado por Francisco Javier Cavallo, un preceptor de un colegio de la ciudad de Orán, quien relató que en los últimos días, al regresar a su casa, en el barrio El Jardín, ya pasado el mediodía, se dio con la novedad del robo. Según los rastros hallados en la propiedad, el ladrón saltó una reja de dos metros de altura y así pudo acceder a la vivienda.

Desde un determinado sector de la casa, el delincuente se llevó dos ejemplares, los cuales se encontraban plantados cada uno en una maceta de plásticos, una de color negro y la otra un tono más claro. En su denuncia, Cavallo dejó constancia que dichos arboles tienen una antigüedad de 36 años, y que los mismo estarían valuados en una cantidad de unos $ 30.000.

Tras la denuncia, la policía realizó las tareas de rigor en la vivienda, circunstancias en que el denunciante apuntó contra un sospechoso. Se trataría de un trabajador independiente que realizó tareas en su vivienda, quien llamativamente se mostró muy curioso con los ejemplares de bonsái, por lo que realizó numerosas preguntas sobre su cultivo, cuidado e incluso el costo de los mismos.

A todo esto, agregó que días atrás de cometido el robo, el mismo sujeto se presentó en su casa a fin de averiguar si es que tenía otras tareas para realizar, circunstancias en que el dueño de casa le dijo que no había nada para hacer, a la vez que le hizo saber sus quejas dado que el trabajador no completó otras obras por las que fue contratado.

Pese a las quejas, el sospechoso insistió en que Cavall le firme unos recibos por dichos trabajos, a lo que el dueño de casa se negó. Antes de retirarse, en tanto, el sujeto se mostró nuevamente interesado en los árboles bonsái, por lo que insistió en saber si seguía con ese pasatiempo y en qué condiciones estaban los dos ejemplares que tenía, cuya ubicación dentro de la casa le era conocida.

Atento a esta denuncia, policías de la Comisaría 20 de Orán llevan adelante las pesquisas por el robo de los dos árboles miniatura, aunque se desconoce si la investigación avanzó y ya existen detenidos. Tampoco se informó respecto a la hipótesis planteada por el dueño de casa, quien aportó todos los datos del trabajador que visitó su casa, y al que apuntó como principal sospechoso.