POLÍTICA

Gustavo Sáenz y los votos para Cambiemos

SALTA (Matilde Serra) – ¿Alguien podría pensar que los tiempos de pandemias son también los tiempos de la política? Quienes entienden en la materia, saben que son los tiempos de la gestión para que el coronavirus no se lleve puesto el trabajo de dirigentes y autoridades comprometidas con sus electores. Sin embargo, en las últimas horas se recordó todo el recorrido que hizo el gobernador Gustavo Sáenz antes de mostrarse enamorado de la gestión presidencial.

Camino sinuoso

Gustavo Sáenz tuvo un camino sinuoso en toda su trayectoria política, sobre todo desde al menos 2015 hasta acá. Allá en el tiempo, cuando el gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner dejaba el poder, y acompañaba en la contienda al candidato Daniel Scioli, frente a Mauricio Macri. Sáenz era el compañero de fórmula de Sergio Massa, en calidad de vicepresidente. Si bien la candidatura era testimonial, porque la presidencia se disputaba entre Scioli y Macri, Sáenz ya se definía como un «peronista no K».

Cuando Sáenz se definía como un peronista no K y acompañaba a Sergio Massa

Sin embargo, en honor a la verdad, Gustavo Sáenz fue el candidato a intendente de Juan Carlos Romero, ex gobernador que trató en 2015 de volver a la butaca mayor provincial. Hay rumores hoy de una posible ruptura de estos, tras la polémica que desató el caso del funcionario de apellido Medrano, que fue echado tras una nota publicada por el diario El Tribuno.

TE PUEDE INTERESAR:   Reconocido empresario salteño denunció que no hay camas de terapia libres y repudió a Sáenz por “mentir durante 120 días”
Gustavo Sáenz y en ese momento el presidente Mauricio Macri

Pero volviendo a la escena nacional, y al camino del actual gobernador, en la era Macri, cuando gobernadores e intendentes del PJ corrieron «en auxilio de los vencedores» y, según el léxico peronista, se quisieron «pintar de amarillo», el salteño fue uno de los dirigentes que se arrimó a la Rosada, empatizó con Rogelio Frigerio y visitó más de una vez la Quinta de Olivos.

Bruno Screnci Silva y Fernando Straface, enviados de Horacio Rodríguez Larreta, con Gustavo Sáenz, gobernador electo en Salta

El Gobernador formaba parte de una ¿sensual? atracción para los dirigentes del PRO. Ya que era una de las figuras más atractivas del club de intendentes de capitales provinciales cercanas al macrismo. Su condición de peronista operaba entonces, en un momento, como plus: la fantasía PRO de sumar a sectores del Partido Justicialista no K. Hoy coquetea de la mano del presidente Alberto Fernández.

¿Qué pasó anoche?

Lo llamativo de la conferencia de anoche fue que el periodista salteño Patricio Poma recordó el camino del gobernador cuando mantenía reuniones con Cambiemos para la candidatura de Mauricio Macri enfrentando al actual presidente. El gobernador en tanto, por conveniencia sobre todo en épocas de pandemia, no se alejará en lo inmediato de Casa Rosada. Pero la política, siempre resulta ser el arte de lo posible.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar