SOCIEDAD

El Estado salteño asiste a seis pequeños hermanos que viven en situación de vulnerabilidad

SALTA (Redacción) – La crisis social y económico que padece Salta ha crecido de manera exponencial desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio. A causa de la paralización de numerosas actividades, miles de familias se quedaron sin ingresos durante las últimas semanas. En este orden, el Gobierno y la Justicia provincial debieron intervenir en varias situaciones delicadas. Por ello, actualmente el Estado salteño asiste a seis pequeños hermanos que viven en situación de vulnerabilidad.

Las autoridades del Ministerio de Seguridad de Salta informaron que estos menores de edad residen en la Municipalidad de La Viña. En ese sentido, remarcaron que la familia atraviesa una situación de extrema precariedad. A fin de garantizar el bienestar de los chicos, los agentes de la cartera trasladaron a los niños hacia una residencia transitoria de la ciudad de Salta. No obstante, ratificaron que los niños retornarán a su hogar al término de la cuarentena.

Asimismo, la cúpula de la Dirección de Asistencia Crítica confirmó que ya está colaborando con esta familia. Por ese motivo, indicaron que equiparán la vivienda, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los menores. Por este motivo, adelantaron que les entregarán camas, colchones, sábanas, frazadas y calzado. Además, aludieron que el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) llevará a cabo varios arreglos para que el inmueble sea completamente habitable. Incluso, agregaron que también les brindarán provisiones alimentarias.

TE PUEDE INTERESAR:   Continúa la huelga de hambre de trabajadores del Hospital de Salud Animal

Albergue social

Al mismo tiempo, los funcionarios del ministerio visitaron el Albergue Social Jaime Figueroa Cornejo. En este espacio de la capital, la Dirección de Desarrollo Local desarrolló varias acciones junto a los quince hombres que actualmente se hospedan en el inmueble. De esta manera, enfatizaron que estas acciones lúdicas apuntaban a mejorar la convivencia entre estas personas. A su vez, destacaron que buscaron conocer sus sentimientos ante el aumento del número de contagios de coronavirus COVID-19.

Al terminar estas labores, la titular de la Secretaría de Fortalecimiento Socio Comunitario, Rosa Araya, expresó su satisfacción con la dinámica que demostró el grupo. «A través de actividades comunitarias se busca complementar el trabajo que realiza la Dirección de Abordaje Territorial de la Secretaría de Políticas Sociales para dar contención y seguridad a las personas que se encuentran en el albergue», describió. Finalmente, indicó que también repartieron facturas y tortillas, que fueron elaboradas por el Hotel Altos de Balcarce.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar