Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

Salta 4400
Tatuaje de Nico Madrazo
Tatuaje de Nico Madrazo

CULTURA

El arte de los tatuajes: Cuando la piel habla

Nicolás Madrazo es un referente del arte de los tatuajes en la ciudad. Nos adentramos en esta profesión que poco a poco, se posiciona en el mercado regional.

SALTA (Redacción) – Hay quienes eligen hacer de su cuerpo, un manifiesto artístico. El arte de los tatuajes es un lenguaje en el que muchos encuentran una profesión y una manera de expresarse, y otros una forma de perpetuar sus historias. En Salta, los tatuajes se han consolidado paulatinamente, cautivando al público y fidelizando a quienes desde mucho antes apostaban a dejar de lado la palabra “tabú” para referirse a ellos.

Nico Madrazo es un joven ilustrador y tatuador, que tiene la suerte de conjugar ambas pasiones, dando lugar a un servicio que consta de mucha vocación, entrega, compromiso, amor y responsabilidad. Por todo esto y más, Nicolás define a esta disciplina como un estilo de vida que no debe tomarse a la ligera. No es mero entretenimiento ni tampoco un hobby, se trata de una profesión de tiempo completo.

“Es algo que requiere de mucha dedicación, amor y respeto. No solo implica la disciplina artística y la práctica, sino que también requiere de mucha responsabilidad y compromiso. Como tatuador, uno está constantemente expuesto a heridas, sangre y fluidos corporales. Por lo tanto, deben tomarse medidas estrictas de higiene y seguridad, para cuidar la salud de los clientes y la de uno mismo”, advierte.

Nico Madrazo

Los tatuajes son elecciones de vida, tanto para el que elige tener uno y llevarlo consigo hasta el último día, como para aquel responsable de grabar  la piel. Se trata de elecciones íntimas y genuinas. “Estamos dejando marcas permanentes en la piel de las personas, y por lo tanto hay que tomarse este trabajo con la seriedad y el compromiso que merece”, explica.

Tatuaje de Nico Madrazo

En términos técnicos y duros, los tatuadores son los encargados de plasmar ideas en la piel, logrando generar un equilibrio entre el significado y lo estético del diseño, acompañando a la fluidez de la anatomía. Dicho esto, quizás podemos empezar a entender que los tatuajes no es un juego de niños ni tampoco mala palabra. Como toda arte, hay una técnica, un entrenamiento y un proceso.

Tatuaje de Nico Madrazo

El arte corporal como decisión profesional

Hace aproximadamente 5 años Nicolás se dedica a los tatuajes. En cuanto al dibujo y la ilustración, lo hace desde hace más de 15 años. Siempre supo, incluso cuando era todavía  muy pequeño, que quería dedicarse profesionalmente a algo que pudiera  relacionarse con el arte y el dibujo. Todavía queda mucho por andar, “muy lejos de la cima” según él, pero lo cierto es que se trata de un viaje de ida que Nicolás ya inició.

Tatuaje de Nico Madrazo

“Durante mis inicios me interesó mucho el cómic y la animación. Sin embargo, terminé decantando todo mi tiempo al arte corporal. No fue algo que busqué desde un principio, sino que simplemente se cruzó en mi camino y terminó siendo el motor de toda mi vida profesional. Tuve la suerte de cruzarme con gente muy buena que me enseñó y me ayudó mucho a través de este arduo camino, y lo siguen haciendo”, revela.

Tatuaje de Nico Madrazo

En lo que Nicolás considera un camino de constante aprendizaje, cinco años dentro del tatuaje es muy poco tiempo. Sin embargo, los frutos no tardaron en salir a la luz y madurar. “Actualmente estoy feliz con lo que voy logrando. Pudiendo vivir del tatuaje y demostrando que uno puede cumplir sus metas, al dedicarse con mucho amor y respeto, sea la actividad que sea. Así que diría que aún no estoy ni a la mitad del camino y espero poder seguir creciendo en este bello mundo”, explica.

Tatuaje de Nico Madrazo

Sus ilusiones de triunfar a lo grande y de consolidarse como artista, lo llevan a determinar las metas para este 2020. Cada paso estrecha la distancia entre él y sus propios sueños. “Quiero extender mi arte hacia más personas e intentar llegar aún más lejos. Estoy planeando realizar nuevos viajes a diferentes provincias de Argentina, y en lo posible, lograr llevar mi arte fuera del país. Además de lograr perfeccionarme mucho más en este rubro”, adelanta.

Tatuaje de Nico Madrazo

La piel como relato vivo de nuestra identidad

Los tatuajes, lejos de todo prejuicio y mala fama, son parte de una práctica ancestral, que contiene en todo su proceso un valor social y cultural que trasciende a la práctica en sí misma. Nicolás nos anima a revisar la historia y descubrir de qué se trata. Una expresión que se ha extendido por todo el mundo, por todas las culturas existentes y que ha evolucionado a través de la historia de la humanidad.

Tatuaje de Nico Madrazo

“Desde las tribus maoríes en nueva Zelanda, los egipcios, los aztecas hasta la cultura japonesa que fue una de las más importantes dentro de la historia del tatuaje”, subraya, dando cuenta del marco histórico y cultural que subyace a los tatuajes. En él podemos encontrar los fundamentos que dieron origen a los tatuajes como expresión individual y colectiva.

Tatuaje de Nico Madrazo

Sumado a ello, a nivel personal también hay un motivo que debe ser respetado. “Siento que el tatuaje tiene una carga cultural y sentimental muy grande, ya que una persona puede plasmar todo lo que siente y lo que le gusta en un tatuaje. Desde algo simple/minimalista hasta una pieza gigante, llena de detalles y colores”, analiza Nicolás, encontrando en cada decisión, una obra maestra.

Tatuaje de Nico Madrazo

“A lo largo de mi carrera, pude ver gente que relaciona un tatuaje de un personaje de comic, animé o cine con un hecho personal de su vida, un recuerdo de un ser querido, o una filosofía de vida, transmitida a través de ese “personaje”, profundiza.  Por todo esto, cada tatuaje, es una historia – no sólo un dibujo -, que busca perpetuarse, ser escuchada quizás, y siempre ser recordada.

Tatuaje de Nico Madrazo

Nicolás asemeja los tatuajes a los rituales diarios que nos generan satisfacción, optimismo y liberación. Cada tatuaje es un atisbo de nuestra identidad. Son parte de nuestra construcción. En ellos encontramos una manera de definir (nos) y recordar (nos) quiénes somos. ¿Cómo juzgar entonces lo que cada quien decida ser? Los tatuajes son una invitación a leer al otro y conocer sus verdades.

Tatuaje de Nico Madrazo

“Es una manera de llevar marcas estéticas y personales con uno mismo,  con la ventaja de poder complementar un tattoo significativo con una pieza artística. Es como llevar un cuadro o una pintura a donde sea que vayamos, acompañándonos en todo momento y recordándonos quiénes somos y lo que queramos recordar o conmemorar en nuestra vida”, reflexiona.

Los tatuajes no son mala palabra

La ciudad no está ajena a este movimiento. Lento pero seguro, el avance se hace sentir. ”Es entendible, ya que la sociedad aquí  tiende a ser un poco más conservadora en cuanto al arte y en cuanto a muchos otros pensamientos e ideologías. Sin embargo, puedo observar que hoy en día la gente se anima mucho más a tatuarse algo que les gusta, sin importar los juicios externos”, asegura Nico.

Tatuaje de Nico Madrazo

Parte de estos juicios o críticas, hace referencia a los tatuajes como una condición excluyente al momento de relacionarse o incluso, buscar trabajo. Los códigos han cambiado a nivel global.  “Es cierto que el tatuaje se dejó de ver como una actividad de delincuentes, como se solía creer. Se logró demostrar que tener el cuerpo tatuado no afecta en lo más mínimo a las capacidades de una persona para realizar una actividad”, asevera.

Si todavía cuesta creerlo, a los hechos me remito. En la actualidad, encontramos todo tipo de profesionales, desde artistas hasta médicos y profesionales de la salud, arquitectos, diseñadores y comerciantes que llevan consigo al menos un tatuaje en su cuerpo, sin perder sus puestos de trabajo y muchos menos, su habilidades. El arte es un derecho de todos.

“Actualmente trabajo mucho tatuando diseños relacionados a la cultura pop en general, como, por ejemplo, temáticas de cómic, animé, videojuegos, cine, etc. Puedo notar que hay mucha gente decidida a llevar algo que les apasiona en su piel. A diferencia de hace unos años, la gente empezó de a poco a perderle el miedo al tatuaje y a normalizar este bello arte. Y eso es algo que me llena de orgullo”, aclara.

Claro está, como en toda profesión, hay que tener ciertas consideraciones al momento de elegir  trabajar con un profesional responsable, consciente y sincero. “Mi consejo es que antes de recurrir a un tatuador, vean sus trabajos y se den cuenta si el estilo que trabaja sería el adecuado para lo que ustedes están buscando plasmar. Y seguido de eso, darle la confianza suficiente para que pueda brindarles un buen trabajo, personal y original, que puedan llevar con orgullo durante toda su vida”, aconseja Nico.

Que sea para bien

 “Anímate a lo que te guste y te haga bien”, es la secuencia de palabras que Nico elige para ser el piloto de sus acciones. “La vida es muy efímera, y si nos pasamos toda la vida dudando y viviendo a costa de lo que puedan pensar los demás, nunca vamos a lograr ser felices nosotros mismos”, remarca. Podemos vivir de lo que amamos, y cada vez son más, los que apuestan a esta premisa.

Esta misma pasión le permite sostenerse en pie. La actualidad, y específicamente la pandemia que nos aqueja, ha puesto en jaque la profesión de muchos y por ende, su fuente monetaria para mantenerse. Ni hablar de los tatuadores, para quienes el contacto físico es parte de su trabajo de todos los días. “La verdad, como artista del tatuaje, me veo muy afectado. Me vi en la obligación de suspender todos los turnos que tenía y así cuidar mi salud y la de mis clientes, debido a que es algo de suma importancia”, admite.

“Más allá de las medidas de higiene y seguridad que debe haber siempre en un estudio, creo yo que respetar la cuarentena actualmente,  es lo más importante. Sin embargo, es un buen momento para aprovechar el tiempo sin trabajar para poder explotar la práctica, y poder seguir evolucionando artísticamente”, concluye, invitando a todos a hacer de la cuarentena, una pausa para crecer .

Todos los derechos reservados - © 2020 - Salta4400.com - Salta, Argentina