CULTURA

Día Nacional del Guitarrista argentino: las victorias y hazañas del emblemático salteño, Eduardo Falú

SALTA (Redacción) – Un día como hoy, 7 de julio pero del año 1923, nacía un salteño que pasaría a ser una de las figuras más entrañables, destacadas y talentosas del repertorio nacional e incluso internacional. Don Eduardo Falú, guitarrista argentino de pura cepa, hoy nos invita a recordar y celebrar a todos aquellos que eligen la guitarra como lenguaje y expresión.

Cabe recordar que Eduardo Falú nació en El Galpón, provincia de Salta el 7 de julio de 1923. Fue un guitarrista y compositor argentino.   Desde muy joven vivió en Metán, donde su padre tenía un negocio de ramos generales. Sus progenitores, Juan y Fada Falú, eran inmigrantes sirios. Como todo niño apasionado e intrépido, comenzó a tocar guitarra en forma autodidacta a los once años de edad.

Fue recién en 1937 cuando se  radicó en la ciudad de Salta donde realizó sus estudios formales. Compuso piezas folclóricas de inestimable valor, tanto desde el punto de vista musical como desde el estético. Apostó a letras de grandes poetas como Jaime Dávalos. Como olvidar obras como «Zamba de la Candelaria», «Trago de sombra», «Tonada del viejo amor», «La Caspi Corral», «Renacer», «Amor, se llama amor», «Milonga del alucinado», entre sus más conocidas.

Manuel J. Castilla también fue motivo de sus obras musicales como es el caso de  «Minero Potosino», «Celos del viento», «Puna Sola”. De la misma manera,  partió de letras de poetas como Osiris Rodríguez Castillos, León Benarós, Hamlet Lima Quintana y Marta Mendicutti.   Lejos de agotarse en esta instancia,  Falú dio cuenta de su prolífica pasión,  componiendo otras piezas de carácter épico como el Romance de la Muerte de Juan Lavalle, en colaboración con el escritor Ernesto Sabato o José Hernández, sobre textos de Jorge Luis Borges.

TE PUEDE INTERESAR:   Los más chicos tienen una oportunidad: lanzaron la convocatoria “Peques Creativos”

También colaboró con la música folclórica usando plenamente su guitarra. A su vez,  recopiló e hizo famosa con su arreglo para guitarra, la zamba tradicional «La cuartelera», nacida en el siglo XIX en los campos de batalla argentinos.  En la Suite Argentina muestra su conocimiento de música académica volcado a los ritmos folclóricos, y su alto nivel de intérprete en guitarra. Allí ejecuta esta obra conjuntamente con la Camerata Bariloche, dirigida por Elías Khayat.  Por todo esto y más,  Falú es premio Konex de platino 1985 como instrumentista de folklore. 

Eduardo Falú falleció el 9 de agosto de 2013 en Buenos Aires a la edad de 90 años. Un hombre que hizo de su nombre y apellido un emblema. Una obra maestra. Muchos son los que se hacen eco todavía de su historia y enseñanza. Falú perdura generación tras generación, a través de su música, su interpretación y su destreza. Hoy como cada 7 de julio, lo volvemos a recordar con alguna de sus canciones resonando alto en el cielo.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar