CENTRAL NORTE

Jugador de Central Norte apuesta a emprender y hace del chipá misionero un mensaje de comunión con la gente

SALTA (Redacción) – El deporte en Salta al igual que en el resto del mundo se vio obligado a reinventarse. En el caso de fútbol, los equipos salteños son un claro ejemplo de resiliencia. El gol de media cancha es hoy poder salir  adelante a pesar del párate de las actividades. Son varios los jugadores que apostaron a emprender como una manera de continuar generando ingresos sin quitarse la camiseta que eligieron defender. Es el caso de un jugador de Central Norte que hoy da la nota.

En diálogo con Salta 4400, Osvaldo Young, jugador de Central Norte, decidió encontrarle una vuelta de rosca al presente aplicando las leyes de la cancha. “Creo que la familia en sí, es el propósito. Todas las personas vamos a encontrar la plenitud en familia, dependemos de no funcionar solos. El verdadero éxito está en funcionar en equipo”, analizó.

Osvaldo y su familia decidieron hacer chipá misionero y difundir esta receta en la comunidad local. Según nos reveló, todo empezó en el corazón de su mujer. “Un día antes de sentarme a hablar con el presidente de Central,  no sabíamos que hablar. No había nada que hacer, había que  hablar con él. Me dijeron que me quede, que tomemos la decisión que quisiéramos y cuando vuelvo a casa mi mujer me dijo que vayamos a vender “chipá”. Así empezamos”, recordó.

De esta manera, apoyándose en la fe y combinando dos pasiones, su familia y el fútbol, Osvaldo le dio en el clavo. “Nosotros hemos entendido que en todos los escenarios hay muchos eslabones sueltos, en donde no pude llegar Dios. Primero empezó en el futbol, donde pude llevar la palabra a unos mates, al futbol, al vestuario, una cancha. Hoy la podemos llegar golpeando las puertas”, reflexionó.

Con la humildad y la fe como la receta ideal

Precisamente, Osvaldo apuntó a Dios y al corazón de su esposa para poder llegar a los estadios y “traer comunión”. “Que siempre el fútbol fue algo tan pasional pero se confunde con pleitos. Así que la intención de esto es llevar la comunión”, profundizó. Así con la convicción y la ilusión a vivía voz, lograron combinar la mejor jugada y hacer gol.

“Nos decían que aquí en Salta nadie comía Chipá. Hoy estamos terminando la 5° semana y no damos abasto. Eso funciona porque ya estaba en un propósito. Y las expectativas sobrepasaron”, reveló. De hecho, Osvaldo contó que tenían una heladera común que contenía poco a poco todos los pedidos. Horas y horas, madrugadas amasando sin cesar para dar abasto.

“Teníamos que hacer todo estructurado para que entre. No nos daba para poder cumplir con los pedidos y tuvimos que comprar un freezer. Un día intente hacerlos yo pero no me salieron como a mi mujer, sus manos son las mágicas”, subrayó. A su vez, la ayuda también supo llegar del corazón de los hinchas, algo inesperado por parte de Osvaldo. “En principio nuestro carácter era por twitter, era el objetivo de hacerlo y no unirlo al futbol”, aseguró.

“Pero hoy, nos escribe la gente porque se entera y nos piden mucho y estamos agradecidos. Sin embargo, queremos ser empujados por la situación y no generar algo por nuestras expectativas. Ahora no pensamos mucho, sino activar Instagram, Facebook y cuando vuelva el futbol, salir para la gente de CENTRAL, GYT T JUVENTUD. Siempre llevando la comunión para todas las personas”, concluyó.

Comenta con Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar